Detalles

Una pequeña isla del Caribe fue diezmada por el huracán Iota en 2020. Aunque la pérdida de vidas humanas fue mínima, el impacto en los preciosos ecosistemas de la isla cambió profundamente la perspectiva de sus habitantes. Dos años después, siguen trabajando para recuperar estos tesoros medioambientales y se preparan para cualquier contingencia que el cambio climático pueda deparar.

La montañosa isla colombiana de Providencia, que se encuentra a medio camino en la extensión del mar Caribe entre Costa Rica y Jamaica, alberga asombrosos colores de mar, exuberantes paisajes submarinos, extensos manglares e incluso el bosque seco tropical.

Sin embargo, como todas las islas del mundo, los tesoros únicos de Providencia se encuentran amenazados por el cambio climático y la subida del nivel del mar, amenazas que ya no son predicciones que vislumbran en el horizonte, sino hechos terribles inscritos en la historia reciente de la isla.

Lea la historia completa en Noticias ONU: news.un.org/es/story/2022/08/1512972

Categoría:

Medio ambiente