Detalles

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, transmite sus mejores deseos a los millones de musulmanes de todo el mundo que comienzan a observar el mes sagrado del Ramadán.

A su vez Guterres ha expresado su agradecimiento a los Gobiernos y ciudadanos musulmanes que viven conforme a su fe y apoyan a quienes huyen de los conflictos en la mejor tradición islámica de hospitalidad y generosidad. Es una lección que destaca en este mundo donde tantas puertas se han cerrado a quienes necesitan protección, incluso antes del COVID-19.