Detalles

Desde que se desplegara la primera operación en 1948, más de un millón de hombres y mujeres han servido bajo la bandera de las Naciones Unidas y se han sacrificado para proteger a la población civil y promover la paz. António Guterres les agradece su labor y entrega.