Details

Ningún país es inmune al terrorismo y ninguno puede hacer frente a esta amenaza en solitario. Es la comunidad internacional, gobiernos y sociedad civil unidos, la que puede marcar la diferencia construyendo sociedades más justas e inclusivas para todos.