Detalles

Formada por músicos brasileños y nacionales de más de diez países, la Orquesta Mundana Refugi integra en su propuesta a artistas refugiados que buscan recomenzar sus vidas en Brasil. Después de haber dejado sus países debido a la guerra y la persecución, la música es el elemento que ameniza la nostalgia y abre nuevas perspectivas de integración.

«En Brasil me encontré con la artista que soy. Canto para darme más fuerzas, para revivir el pasado de mi familia», dice la cantante árabe Oula. Con canciones tradicionales y de fuertes raíces culturales, la unión de diferentes músicos permite a los refugiados sentirse abrazados por una nueva familia. «Al cantar representamos un lenguaje único, armónico, que es justamente la música», dice Leonardo Matumona, cantante congoleño.

Los comentarios están cerrados.