Detalles

Más de 65 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus hogares, de las cuales 21 millones tienen estatus de refugiados. En una pequeña cocina de Nueva York, refugiados procedentes de 11 países intentan comunicarse y participar con sus nuevos vecinos a través de la comida, el medio que mejor conocen.