Detalles

Los conflictos y la persecución provocaron que el desplazamiento forzado global aumentara una vez más en 2016, alcanzando el nivel más alto jamás registrado.

El informe anual de ACNUR Tendencias Globales afirma que al terminar 2016 había 65,6 millones de personas en situación de desplazamiento forzado, unas 300.000 más que el año anterior. Más de 10 millones de personas se convirtieron en nuevos desplazados durante el año.