Detalles

Una emergencia silenciosa se está desarrollando en Centroamérica. Debido a la incesante violencia de las pandillas, miles de niños y familias huyen de El Salvador, Guatemala y Honduras, haciendo lo posible para sobrevivir.