Detalles

El Gobierno colombiano, junto con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, ha emprendido una ambiciosa iniciativa para mejorar las viviendas de El Salado, una pequeña localidad situada en el norte de Colombia, que en el año 2000, fue escenario de una de las peores matanzas de la guerra civil.