Details

Durante décadas, la inestabilidad y la guerra han devastado la República Centroafricana. Pero en la pequeña localidad de Bouar, en la zona oeste del país, algunos excombatientes han entregado las armas para dedicarse a trabajar en proyectos comunitarios. Con el apoyo de la MINUSCA, la Misión de las Naciones Unidas allí desplegada, estos antiguos combatientes contribuyen ahora a restaurar la la paz.

Para más información sobre este asunto visita nuestro sitio dedicado a las operaciones de paz www.un.org/es/peacekeeping/operations/index.shtml