Detalles

Los niños sirios no pertenecen a ningún bando. No hay niños que apoyen a El Asad o a cualquiera de las partes en conflicto. Solo miles de víctimas inocentes que no entienden por qué los adultos no son capaces de poner fin a la violencia y no encuentran otra manera de solucionar sus problemas que no sea las bombas y las balas. En UNICEF seguimos creyendo en un mundo en paz. Por eso, debemos parar esta guerra y la violencia contra los niños entre todos. Únete a nuestro grito: ¡BASTA YA!