Details

El UNFPA ha realizado una labor intensa de abogacía política con las autoridades tanto estatales como indígenas para que la erradicación de la mutilación genital femenina se priorice dentro de las agendas políticas y los programas nacionales y locales.
En el 2009, gracias al compromiso de las autoridades indígenas de Risaralda, de sus hombres y sus mujeres líderes y de las comunidades, el Consejo Regional Indígena declaró públicamente la suspensión de la práctica en el departamento. Esta decisión tuvo eco en la Cumbre de autoridades del Estado, indígenas y no indígenas, realizada en Bogotá el 5 de octubre de 2012, donde todos los pueblos indígenas representados allí, de distintas etnias y naciones, también se comprometieron a la defensa del derecho de las mujeres indígenas a vivir libres de violencias y prácticas nocivas bajo la consigna de que “la cultura debe generar vida, no muerte”.

Category:

Américas, Mujer

Tags: