Detalles

En la frontera de Colombia y Venezuela, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes están expuestos a múltiples formas de violencia y riesgos de reclutamiento por parte de grupos armados ilegales. El proyecto “Rumbos de Paz” es una iniciativa del ACNUR, quien con el apoyo de la organización Corprodinco busca crear espacios seguros para que los jóvenes puedan expresar sus miedos, sentimientos, sueños y metas. Tras una consulta de intereses a la juventud, “Rumbos de Paz” creó talleres de rap y graffiti. Por medio del arte y la música, los jóvenes aprenden a expresarse, se convierten en creadores, abriendo paso a un proceso de sanación psicosocial en el que los apoyan expertos en psicología. El proyecto también tiene un componente para ayudar a los jóvenes a volver a la escuela y terminar los estudios, pues muchos debieron abandonar el colegio al huir para salvar la vida. “Rumbos de Paz” ha beneficiado a más de 140 jóvenes en una zona donde más de 235.000 personas han debido desplazarse por el conflicto y la violencia. Este proyecto es posible gracias al apoyo de ECHO.