Detalles

En Sierra Leona, las escuelas cerraron durante ocho meses, luego del grave brote de ébola que empezó en 2014 y que se prolongó hasta 2015. Los habitantes del país, que habían vivido años de guerra civil, eran conscientes de las dificultades que conllevaría para los jóvenes la pérdida de oportunidades educativas. El Gobierno, en colaboración con los asociados donantes, puso en marcha diversas iniciativas para mitigar estas pérdidas.