Detalles

La comunidad conocida como Altos de la Florida, en Soacha, en la cercanía de Bogotá, está formada por familias que se han desplazado en las últimas décadas por la violencia y pobreza en Colombia. Esta comunidad es hogar de más de 700 familias que viven con servicios de electricidad intermitente y sin agua. Uno de los mayores desafíos para los residentes es su lucha por obtener la titulación de los terrenos en los que tienen sus hogares. El ACNUR apoya las negociaciones para la legalización de los terrenos.