Detalles

Firas tiene 12 años y ya ha visto muchas cosas. Es uno de los 2 millones de refugiados sirios en Turquía. Ha tenido que trabajar pero ahora, gracias al apoyo de UNICEF, asiste a clases a uno de los 100 Centros de Educación Temporal creados para niños sirios sin escolariza. Su sueño es ser piloto y, aunque esté en un campo de refugiados, no renuncia a él. Pero también quiere volver a su país, a su escuela, a su hogar.