Details

El día 1º de marzo de 2016, a las 19 horas, en Montevideo, el Subdirector General de la UNESCO, Sr. Getachew Engida, hará entrega a la Biblioteca Nacional y al Museo Histórico Nacional de Uruguay del certificado de registro en el Programa Memoria del Mundo de la colección “La Guerra de la Tripe Alianza: representaciones iconográficas y cartográficas” junto a instituciones del Brasil.

El Programa Memoria del Mundo fue creado en 1992 por la UNESCO para conservar, facilitar el acceso permanente y sin obstáculos, y promover la pertenencia global del patrimonio documental de toda la humanidad. Desde entonces moviliza a sus socios y Estados miembros de todo el mundo para el rescate de importantes colecciones que padecen las consecuencias nefastas de la guerra o del descuido, son saqueadas, dispersadas, comercializadas en forma ilícita, almacenadas en forma inadecuada y hasta destruidas.

Al referirse al Registro del Programa Memoria del Mundo, Edith Moraes, Subsecretaria de Educación y Cultura de Uruguay señaló, en entrevista con UNESCO, la importancia de una revisión dinámica del pasado por parte de los países para proyectarse hacia el futuro. En este sentido el registro documental constituye una herramienta fundamental. Para el caso particular de la nueva incorporación de Uruguay, destaca el rol del Programa Memoria del Mundo en reunir a países de la sub-región en el rescate conjunto de su memoria.

En el año 2014, el Museo Histórico Nacional de Uruguay fue invitado por el Museo Imperial de Brasil a presentar, junto a otras instituciones brasileñas, una candidatura conjunta al Programa Memoria del Mundo. La selección consta de tres grandes grupos de fotografías compuestos por: una serie de tarjetas de visita coleccionables de la época; fotografías tomadas durante la guerra por la empresa uruguaya Bate y Cía., autorizada por el gobierno en 1886 a los efectos de su reproducción; y fotografías que documentan la restitución de Uruguay al Paraguay en 1885 de los trofeos obtenidos en la guerra.

Por su parte, la Biblioteca Nacional aportó una colección de 95 registros fotográficos tomados en el campo de batalla que van desde 1866 hasta 1908, cuya adquisición comenzó a gestionarse en 1947. “Esta iniciativa ha permitido a Uruguay recuperar y conservar la primera cobertura fotográfica de una guerra en América Latina, hecho que le valió el nombre de ‘Guerra Ilustrada’”, destaca la Directora de la Biblioteca Nacional, Esther Pailós.