Detalles

Cuando la ley no se respeta, los derechos humanos desaparecen. Esto es lo que ha ocurrido en Camboya, donde cerca de medio millón de personas han perdido su hogar, desplazadas, en muchas ocasiones violentamente, por la especulación inmobiliaria.