Descripción

En un hospital de Israel, una organización no gubernamental, opera el corazón de los niños palestinos nacidos con malformaciones congénitas. Quizá se trata de un pequeño gesto de humanidad, pero es uno que devuelve la esperanza a ambos pueblos para vivir un día en paz.
Si deseas más información sobre este importante asunto, visita nuestras páginas: www.un.org/es/sections/issues-depth/children/index.html
www.un.org/es/conf/whs/index.shtml