Detalles

Más de 89.000 Burundeses, más de la mitad niños, han huido de los enfrentamientos en Burundi, hacia los países limítrofes de los grandes lagos, incluyendo Tanzania, Ruanda y la República Democrática del Congo (DRC). Sólo Tanzania ha acogido a más de 46.000 personas. La situación en que se encuentran es crítica. Muchos de ellos no están acompañados, están sin amparo y desorientados. No tienen que comer, y en los campos de refugiados tienen cobijo, comida y una escuela. UNICEF está financiando estas actividades de protección, nutrición y educación, pero los fondos siempre son escasos debido a la escalada de violencia.