Detalles

Todas las madres quieren lo mejor para sus hijos, en especial Amal, de Líbano. Ella se enamoró de un hombre apátrida, se casaron después de 14 años juntos y tuvieron dos hijos. Desgraciadamente, los hijos de Amal son apátridas porque según la ley libanesa, las madres no pueden transmitir su nacionalidad a sus hijos. Su hija Rama cree que esto no es justo.