Detalles

Sani tiene 10 años y fue secuestrado por Boko Haram. Su padre tuvo que pagar un rescate para liberarlo y ahora vive en un campo de refugiados en Níger. El grupo islamista armado siembra el terror en el noroeste de Nigeria. Las más amenazadas son las niñas a las que secuestran, violan y obligan a casarse con sus miembros, sacándolas de los colegios. Por eso pedimos #BringBackOurChilhood. Comparte el hashtag para que su situación no quede silenciada

Los comentarios están cerrados.