Detalles

Agnes, de 14 años, acaba de ser mutilada. Su narración es estremecedora. Además, las consecuencias son para toda su vida. En España es un delito castigado con entre 6 y 12 años de cárcel, además de perder la custodia de la niña, aunque la mutilación se haya producido fuera de nuestro país.
No a la mutilación genital femenina #ceroMGF.