Detalles

bit.ly/1qbilbK
La falta de alimento en Sudán del Sur está llevando a las personas a situaciones límite. La familia de Nyabel sólo puede alimentarse con la hierba que recoge del campo. Durante unos días fue a la ciudad a buscar comida y a la vuelta su hija no quería el pecho ni comía. Ahora recibe alimento terapéutico listo para ser usado, suplementos vitamínicos y otros medicamentos. Goaner, la hija de Nyabel, ha tenido suerte. UNICEF y sus aliados trabajan en la zona luchando contra la desnutrición. Pero faltan recursos. Ayúdanos a luchar contra la mortalidad infantil