Detalles

La innovación y la apuesta decidida por la supervivencia infantil han calado hondo en Etiopía. Las continuas hambrunas que azotan al país y los conflictos internos han impedido un desarrollo continuado y estable. En una remota zona del oeste del país, que se queda incomunicada en la estación de las lluvias, está renaciendo la esperanza. La supervivencia de los niños menores de 5 años está mejorando de forma notable.
Ahora pueden obtener atención sanitaria sin tener que desplazarse grandes distancias. Se ha ampliado el cuerpo de trabajadores comunitarios de la salud lo que ha permitido reducir a la mitad en 10 años la mortalidad infantil.
Estos trabajadores, contratados por el gobierno y formados y equipados por UNICEF ya son 30.000, y habrá más.