Detalles

Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, cuenta que, de niña, sufrió polio y tuvo suerte. A ella no le han quedado secuelas, pero aún recuerda los terribles dolores que sufrió.
En la actualidad, en algunos países que hacía años que no se producían casos, la enfermedad está retomando fuerzas. Los conflictos armados y la ruptura de los calendarios de vacunación están haciendo de caldo de cultivo para que esta terrible enfermedad vuelva a cernirse sobre muchas poblaciones marginadas. La vacunación es importante.