Detalles

La defecación al aire libre es una costumbre muy dañina para la salud de miles de comunidades rurales. Además de la molestia de los olores contribuye a que moscas y cucarachas trasmitan enfermedades cuando pasan de los excrementos a la comida.
En un pueblecito de Nigeria que ha decidido erradicar esta práctica de forma democrática, un carpintero ha encontrado una sencilla solución para evitar que las letrinas queden abiertas y sigan siendo pasto de moscas y cucarachas. Cuando las soluciones proceden de la propia comunidad se aceptan de buen grado.