Detalles

Los bosques proporcionan alimentos nutritivos a aproximadamente mil millones de personas en el mundo. Sus productos son consumidos directamente por las personas que viven en los bosques y en sus alrededores y también se venden, generando así ingresos para las poblaciones rurales. De esta manera, los bosques y los árboles en las explotaciones agrícolas realizan una importante contribución a la seguridad alimentaria mundial. Sin embargo, a menudo se les ha otorgado escasa importancia en la formulación de políticas nacionales en materia de seguridad alimentaria. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, hace hincapié en la importancia de los bosques y sostiene que a la luz de los Objetivos de Desarrollo Milenio para reducir a la mitad el número de personas que padecen hambre para el año 2015, la contribución de los bosques y los árboles para la seguridad alimentaria y nutricional merece una urgente consideración.