Detalles

La situación de conflicto en Siria sigue empujando a miles de personas a dejar su vida y sus hogares en su país y convertirse en refugiados. De toda es población los más perjudicados son los niños, arrancados de su hogar, su entorno, su colegio y su vida cotidiana y empujados a una convivencia en pésimas condiciones higiénico sanitarias, sin colegio, con un trauma a cuestas y sin unas expectativas de mejora a corto plazo. UNICEF y otras organizaciones solicitan el apoyo de todo el mundo en una crisis que parece no tener un fin próximo y que está devastando un país sin remedio.