Detalles

Las Fuerzas de mantenimiento de la paz, los cascos azules, son quienes marcan la diferencia entre la guerra y la paz, protegiendo a los civiles en peligro, patrullando y vigilando el alto el fuego, retirando minas y otros explosivos y desarmando a los combatientes e integrándolos en la sociedad, entre otras tareas. En la actualidad están desplegados en quince misiones en cuatro continentes.