Details

La Declaración Universal de Derechos Humanos comienza con las palabras inmortales: «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos».