Details

En una barriada de las más pobres de Nairobi, en Kenya, Caroline debe cuidar a sus 5 hermanos. Sus padres murieron a causa del SIDA. Ella ha conseguido montar un salón de belleza y recibe unos 20 $ mensuales que le ayudan a pagar el alquiler de su casa y las matrículas del colegio de sus hermanos. Ahora piensa en ampliar su salón y poder contratar ayudantes. Este programa de pequeñas transferencias en alianza con el gobierno de Kenya están ofreciendo la posibilidad de salir de la miseria a cientos de familias.