Detalles

La mayoría de la población de Níger son agricultores pobres que cultivan sus propios alimentos, lo que vuelve vulnerables a los niños de este país.Si bien la mayoría del mundo ha realizado notables esfuerzos para abordar las principales causas de mortalidad infantil, el África subsahariana soporta la mayor carga y los niños de zonas rurales pobres tienen una probabilidad mayor de morir antes de cumplir cinco años, en comparación con los de zonas urbanas. En el caso de Níger, la situación ha empeorado por la crisis de alimentos que atenaza toda la región del Sahel. Sin embargo los esfuerzos dan su fruto y, pese a todos los retos, Níger ha visto un descenso del 60% en la mortalidad de menores de cinco años dese 1990 y hoy está entre los 20 primeros países que han reducido la cifra de muertes infantiles.