Descripción

En la zona de Salameyidale se siguen hacinando refugiados que huyen de la violencia y del hambre. El pasado año algunos fueron capeando el temporal como pudieron, pero sus recursos se han agotado y recurren a los campos de refugiados. La búsqueda de atención sanitaria también es una lucha que afrontan día a día, además de la falta de alimentos y todo tipo de servicios. Los ancianos se quejan de la falta de lluvias que no les dejan cultivar. Familias enteras huyen en busca de ayuda. UNICEF y sus aliados se esfuerzan en atender y paliar sus necesidades