Detalles

Ismael Beah ha sido un niño soldado en Sierra Leona. Después de un largo proceso no sólo ha recuperado su vida sino que se ha convertido en el Defensor de UNICEF para los niños afectados por la guerra. Ahora ha visitado la República Centroafricana y se ha dirigido a niños que van a pasar por un proceso que él conoce bien. Cada niño tiene una historia diferente pero la consecuencia es la misma. Su infancia se ha perdido en una vorágine de violencia y ahora intentan rehacer su vida y prepararse para el futuro.