Detalles

Níger, uno de los países de la franja del Sahel, además de la crisis nutricional, ahora debe afrontar el azote del cólera. Con una población ya maltrecha por la escasa alimentación, la falta de higiene y saneamiento adecuados propaga enfermedades fácilmente prevenibles, como la diarrea y el cólera.
En el Sahel, este año, unos 400.000 niños menores de cinco años van a necesitar tratamiento para la desnutrición aguda grave. Y ahora la amenza del cólera.
Los esfuerzos de UNICEF se están centrando en la prevención.