Detalles

Traore Aziz, un niño de 11 años, perdió a sus padres en la reciente guerra en Costa de Marfil. Para subsistir hacía pequeños encargos a los soldados a cambio de comida. Ahora, UNICEF y sus aliados han implantado un programa de reinserción para niños afectados por la violencia. Traore ha vuelto a jugar al fútbol, que era lo que más le gustaba.